Entrada del blog de Miguel Angel Abarca Giordanelli | 02.08.2022

El trabajo remoto

La transformación digital en las empresas y la flexibilidad laboral que venían avanzando lentamente, a partir de 2020, a raíz de la pandemia COVID-19, se impulsaron a pasos agigantados dando lugar a distintas modalidades de trabajo.
Cada vez más empresas adoptaron estos “nuevos” modelos de ocupación laboral fuera de la oficina por los beneficios que aportan tanto a sus empleados como a sus propias organizaciones: teletrabajo, home office, trabajo remoto, a distancia y Offline por mencionar algunos nombres.
Mujer en una reunión de trabajo remoto

¿Cuáles son las diferentes formas de trabajar fuera de la oficina?

La pandemia cambió las reglas del juego, y mientras varias compañías desde hace un tiempo gestionan sus actividades en torno a esta cultura, otras, quizá la gran mayoría, tuvieron que adaptarse sobre la marcha. No obstante, en la vorágine de estos estilos cabe preguntarse cuáles son sus diferencias. Por ello, a continuación, detallamos algunos puntos claves entre teletrabajo, home office y trabajo remoto.

Formas de trabajar fuera de la oficina.

En esta modalidad el colaborador realiza su trabajo en un lugar distinto a las instalaciones de la empresa, usando tecnologías de comunicación, y considerando un acuerdo laboral que se establece con el empleador. En este se define un horario, el domicilio desde donde labora, no necesariamente su domicilio particular, responsabilidades, y un calendario de entregas, entre otros puntos. La empresa a su vez debe entregarle las herramientas que requiere para su actividad, como equipo de cómputo, celular, silla ergonómica, entre otras necesidades que vayan surgiendo para facilitarle el trabajo fuera de la oficina. Mientras el teletrabajador tiene los mismos deberes y derechos que un trabajador que labora en la oficina, la cualidad que diferencia al teletrabajo del resto de las modalidades es que el empleador tiene control sobre el acuerdo que se estableció previamente con el empleado. Es decir, el trabajador tiene que hacer su trabajo de acuerdo con el contrato que detalla los términos y las condiciones.

Se suele relacionar el teletrabajo con el home office pues en muchas profesiones —marketing, diseñadores gráficos, contadores, docentes, soporte técnico, desarrollo de software, gestión de redes sociales, entre muchos otros— la casa del trabajador es el lugar físico donde se ubica su oficina. No obstante, existe una leve diferencia, el home office es una modalidad que puede ser total o parcial. Por ejemplo, algunas empresas tienen un formato híbrido, combinando ciertos días en la oficina y otros días remotos.

A diferencia de los ya mencionados, el trabajo remoto consiste laborar en una sesión virtual mediante un acceso remoto, en un entorno tecnológico consolidado que puede ser un VDI —infraestructura de escritorios virtuales— o bien mediante accesos a una red privada virtual (VPN). Aunque tiene como principio hacerlo desde cualquier lugar del mundo, su característica principal se relaciona con la arquitectura tecnológica que define la estructura de las sesiones de los usuarios y endpoints —dispositivo informático remoto que se comunica con una red a la que está conectado (léase equipo de cómputo). Así como el modo en que se brinda acceso a las aplicaciones, datos y recursos del sistema a cada uno de los perfiles de usuario.

Ventajas y desventajas del trabajar fuera de la oficina.

Salvando las sutiles diferencias, en general la modalidad de trabajar fuera de la oficina presenta ventajas y desventajas. A continuación, se especifican las más destacadas.

Ventajas

  • Flexibilidad de horario, menos estrés y mayor motivación. Para los empleados remotos que con frecuencia establecen su propio horario, dependiendo de las horas de trabajo, significa la posibilidad de empatar la vida laboral y personal al tener más tiempo para otras actividades. Eliminar el caos y la pérdida de tiempo en el transporte, así como alimentarse en forma saludable. Además de poder elegir entornos más adecuados, aislados y tranquilos, eliminar distracciones, con el beneficio de estar más motivados para alcanzar y superar los objetivos. La flexibilidad y el bienestar son elementos de la nueva normalidad no negociables que las empresas deben tener presente.
  • Mayor productividad, captar talentos, menos rotación, y ahorro. Al tener sus empleados flexibilidad, menos estrés y mayor motivación son más eficientes lo cual redunda en un aumento de la productividad. El modelo remoto facilita a las empresas contratar los mejores talentos independientemente de dónde vivan, del género u origen étnico, formando equipos sólidos, más comprometidos y, por lo tanto, menos rotación. Por último, disminuir los gastos generales de renta, servicios, mobiliario y materiales de oficina representa un ahorro considerable.

Desventajas

  • Aislamiento, motivación propia, acceso al equipo. Trabajar fuera de un entorno de oficina puede dar la sensación de soledad y de monotonía. Asimismo, las interrupciones propias de un hogar requieren de una actitud proactiva. Sin embargo, se tiene la facilidad de escoger otros espacios, algunos compartidos, para sentirse más sociable y minimizar las distracciones. Como el trabajo remoto tiene horarios flexibles habrá ocasiones en las cuales no todo el equipo esté disponible, por lo que una buena planeación de tareas y coordinación de tiempos pueden reducir las necesidades inesperadas.
  • Falta de comunidad, menos confiabilidad. Trabajar en un mismo espacio compartiendo situaciones brinda sentido de comunidad y mayor interacción, está en los líderes utilizar herramientas para evitarlo como teleconferencias y chat en línea. De igual forma, al contar con menos supervisión presencial pudiera ser que algunos colaboradores disminuyan su ritmo de trabajo, por lo que aplicar métricas de desempeño e incentivos ayudará a lograr un adecuado rendimiento.

¿Volveremos a la “normalidad”?

Durante la pandemia, las barreras que impedían el trabajo remoto se desmoronaron de manera repentina y debido al confinamiento y al distanciamiento social millones de personas de la población activa mundial se vieron obligadas a trabajar desde sus hogares.

Dado los resultados, todo parece indicar que las prácticas laborales no volverán a la “normalidad” de las épocas prepandémicas. Y, si bien llegó para quedarse, es posible que se produzcan varios cambios en el trabajo remoto. 

Es indudable que un mayor número de personas trabajan de esta manera, pero no es una opción para todos, ya que algunas tareas simplemente no pueden desempeñarse en forma remota, por ejemplo, aquellas que requieren maquinaria especializada, o las que involucran al sector servicios. 

Para la mayoría de las empresas la situación ideal es encontrar el punto medio entre el trabajo exclusivamente remoto y la reincorporación de todo el personal a la oficina cinco días a la semana, y es la modalidad híbrida. Este nuevo modelo de trabajo ofrece ventajas a ambas partes: las organizaciones reciben los beneficios en términos de cultura, colaboración y creatividad de tener al personal en un mismo espacio parte del tiempo. A su vez, el personal conserva la flexibilidad, menos estrés y un estilo de vida equilibrado. Sin embargo, esto requerirá al interior de las empresas hacer ciertos cambios en la cultura organizacional y primordialmente formar líderes híbridos capaces de gestionar equipos en ambas modalidades.

Las organizaciones que ya implementaron este modelo que empuja la productividad y el bienestar de los empleados lo continuarán haciendo. Y las que aún no lo han experimentado es momento de explorar esta alternativa para llegar a donde hoy, seguramente, ya están sus competidores.

En CONTUR nos hemos venido preparando al respecto de manera de ofrecer apoyo tanto a las organizaciones que ya lo vienen haciendo (y quieran reforzar o consolidar sus acciones de liderazgo en tal sentido), así como a aquellas que quieran dar los primeros pasos en este proceso de evolución cultural. Se trata de un proceso complejo que amerita el evaluar objetivos, estrategia y plan a desarrollar pues hay profundos cambios de paradigma que hay que superar.

Blogs similares

Desarrollo de equipos
¿Diversión y trabajo al mismo tiempo?
Von Miguel Angel Abarca Giordanelli am 28.09.2022
Leer más
Gestión de proyectos
Team Building
Von Miguel Angel Abarca Giordanelli am 22.09.2022
Leer más
Liderazgo Híbrido
Ventajas y desventajas del trabajar fuera de la oficina
Von Miguel Angel Abarca Giordanelli am 30.08.2022
Leer más